La chica del autobús

Esa chica del autobús que me mira con ansiedad. Ojos negros, vestido azul. Estoy inquieto. Inseguridad. Yo la miro pero ella se me va. Nadie sabe mi secreto. En una esquina yo la veo. Yo la miro y se me va. Viento fresco entre las hojas, la caricia en el silencio. Dejo todo lo que tengo. Sus caderas en movimiento. Yo la vigilo y se me va. Esa chica del autobús de viciosa palidez. Ojos negros, vestido azul. Sigo inquieto de inseguridad. Yo la miro y ella que se va. Ella es mi sinvivir. Sus caderas, su menear. Su viciosa palidez. Ella es el no va más. Me guiña un ojo. Huelo tensión. Pero yo la sigo y ella se me va...

Comentarios