¿Y ahora de qué escribo yo?

Si ya os he dicho de todo y no os habéis enterado de nada.

¿Qué te cuento yo que ya sepas y no recuerdes? ¿Qué te hace falta para que despiertes? ¿Otra noticia escabrosa? ¿Otra víctima de si misma? ¿En serio? ¿Todavía no te das cuenta? ¿No te da por levantar la cabeza y verlo por ti mismo? ¿Te merece la pena seguir agachado escuchando las versiones de otro? ¿Te gusta mi versión o la de otro cantamañanas?

No me lo creo. Si has llegado hasta aquí es porque me conoces o no te conoces, lo cual es bueno. Lo de conocerme no. Lo otro. Lo de buscarse. Lo de encontrarse aquí. No conmigo, contigo. Yo no estoy aquí para contar mi vida como algunos creen. Estoy para contar tu vida. Soy un escritor que da vida al lector. Que lo hace protagonista porque no queda más remedio. Mi vida no me interesa. La tuya si. Por eso te la cuento. Yo también estoy harto de tantas historias e histerias. Por eso te doy la palabra y el mando. Para que hables. Pero tranquilo, te estoy esperando sin prisas...

Comentarios