Doce sietes


Siempre me gustó esta imagen de la dama y el vagabundo. Incluso cuando yo no tenía dama con quien comer espaguetis, me gustaba esta imagen de esta película (que no he visto). Hoy ya pasados los momentos de ese día constitutivo de 2011 que no volverá y que me deja inexorablemente frente a una fecha marcada en el calendario. Mi primer aniversario. Suenan grandes esas tres palabras casi impronunciables por el yo de hace unos años. Pero aquí estoy. Sentado frente a una pantalla contando al mundo que hace un año besé a una chica y me gustó. No hay más. El amor no tiene explicación y linda tanto con la locura que es incomprensible para el ajeno. Eso es lo que hay. Hablo del amor de ese que te hace hacer cosas por amor y dejar de hacer cosas por amor, también. De ese. Pruébalo.

Comentarios

  1. Gran Alvarito, felicidades! Un buen plan para celebrar este día es que te hagas unas palomitas y te metas la dama y el vagabundo en una sesión nocturna que hará las delicias de los más exigentes, ¿a qué esperas?

    Tu primo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario