Estándares y andares

Ahora que llegó el verano,
me pongo a rimar solo
y meriendo acostado.

Hago lo indebido
mientras bebo Coca-Cola
y recuerdo lo vivido
en un curso que no mola.

Entre el iPlus y los tranchetes
paso la tarde anodina
más gordo que Falete.

Otro poema insulso,
otra tarde en soledad.
Con el aburrimiento hago un pulso
y quien gana igual me da.

Comentarios