Yastaquí

Tres disparos certeros derribaron las rimas de dos días acertados, así que proseo y poseo las mismas ideas que forman parrafadas encadenadas a este lugar que ahora se engresita para dar un guiño al siempre ansiado verano que parece aparecer para hacernos descansar mientras no nos hace parar. Uno puede parar mucho más en las demás estaciones, puesto que el ajetreo ajeno da esa libertad que a mi me gusta. Si, yo también tengo exámenes. Pero es tan vulgar hablar de eso...


Comentarios