Dicen que eres la capital

Pero yo no me lo creo.

En mi afán por eliminar mis convicciones y mis localismos baratos, me decido a visitar de nuevo la que dicen que es la capital de España. He llegado hace pocas horas y creo debería no haber ido. Cada viaje que hago me hace creer más que como aquí en ningún lado. No puedo evitarlo. Hay veces que me molesta sentirme tan sevillano o tan trianero. No debe ser bueno. Yo admiro muchas culturas. Me encanta el rock and roll americano, me encanta el pop británico, me encanta el movimiento mod, la bohemia francesa, los estadios alemanes, amo Italia, me encantan las toallas de Portugal, admiro el ritmo de los brasileños, idolatro a Maradona, saco la lengua escuchando Kiss, veo a los All Blacks oceánicos, leo con avidez a Goethe, escucho a Duo Kie, etcétera... Pero no los comparo con los míos. Porque si lo hago, pierden como lo hizo ayer el Patético. Es decir, por goleada. Si yo saco a Zatu, a Jesús de la Rosa, a Becquer, a Morante, a Velazquez o simplemente saco un montaíto de lomo... NO HAY COMPETICIÓN. Por supuesto, no hablemos de Silvio.
Acabo de releer el párrafo de arriba, el cual ha sido escrito de un tirón y me parece demasiado localista, pero no pienso cambiar ni una coma. Así que terminaré el post pidiendo disculpas a quién no comulgue con mis ideas, ya que me lee gente de fuera y les dejaré con una canción de un rapero que casualmente es del barrio de la Macarena. Que le vamos a hacer...

Comentarios