Tu eres un bifaro...

Hace exactamente 7 días escribí en este blog la importancia que pueden llegar a tener unas gafas si son bien elegidas y las lleva quien las tiene que llevar. Pues bien. Me parece que he acertado. Este último curso, el cual ha sido universitario curiosamente, me ha servido para darme cuenta que mis gafas gustan, sobre todo al género femenino. Este hecho me hace pensar que quizas eso haya sido lo que me ha mantenido apartado de ese sector de la sociedad: las mujeres. Seres complicados y aparentemente débiles que pululan por la noche en menos cantidad de la uno querría.
Acabo de llegar de la playa y, si mis cuentas no fallan, 6 mujeres diferentes han alabado mis gafas. Quizas en mis anteriores 18 años haya hablado con 6 mujeres diferentes si incluimos a mi madre y mi abuela. Es decir, ¿Son las gafas la clave? Puede ser. Y todo esto mientras mantengo una relación cuasi de noviazgo con un ser excesivamente bello con un nombre excesivamente extravagante. Pero. como usteden comprenderán (esta frase me encanta), este no es el sitio para airear mis escarceos amorosos. Por cierto, hablando de gafas... Ahi llevan un video de Jarvis Cocker:


Comentarios