¡Caray, que mundo!

Antes de irme otro fin de semana a la playa, les dejaré con una canción que a mi siempre me ha inspirado grandes cosas. Y en estos tiempos de perdiciones constantes y palos de ciego, es fundamental seguir algún camino (por absurdo y castizo que sea) para no perderse en la inmundicia del ser humano. Volveré...

Comentarios