Siempre me funcionó escribirte

Hubo noches en que no era feliz y te lo dije. A mi siempre me funcionó escribirte. Tienes respuestas nuevas y acertadas para mis preguntas de siempre. Y eso que normalmente te escribo poco y te pienso mucho. Cuando no estás en mis teclas, estás en mis dudas. Y yo dudo hasta de que sepa escribir mejor que el que me lee. Dudo y acierto. Las mujeres me derribaron los esquemas cuando creí que lo sabía todo. En cambio, ahora me ayudan a reconstruirlos. Ahora tengo esquemas complejos que solo entienden ellas. Por eso les pregunto. Por eso les escribo. Por eso acierto.

Comentarios