¡Qué fuerte la vida!

Los días contados. Muchos. Sin venir a verme. Con escalofríos de medianoche y labios gastados. Cosas que pasan o dejamos que pasen. Vuelve la primavera como prometió. Con agua regada mal y pronto. Con sonrisas y carretera. Siguen las noches. Ya está aquí. Todo. Los días grandes de momentos pequeños. Un nazareno montado en una Vespa, por ejemplo. Me acuerdo de la música. Oh oh oh oh oh... Gritos, aplausos, todo en la calle. ¡Comienza el espectáculo!


Comentarios