Tempus fugit

Mi vida empieza allí, donde termina un film con el cadáver de James Dean.


Lo demás es revival de una vida que no me atrevo a vivir o que no me ha tocado sobrevivir. Rastros de una historia sin terminar que se enlaza con notas de Rock&Roll y caramelos de la cabalgata del año pasado. Se acerca el final de otro año entre los mismo dilemas de siempre y las novedades resabidas más que masticadas. Parece que nada cambia y poco cambiáis según mis gafas. Los que parecían buenos, buenos son y mis sospechas sobre los demás eran presagios a punto de estallar en mis manos. Aunque corras rápido, alguna gota te cae ¿no?. Pero no pasa nada, es solo agua y tengo secadora personal esperándome para cenar. Oculto la versión oficial bajo la ropa de camilla y saco a Dean para declararme conformista sin causa ahora que ha escampado al otro lado del río. El premio de consolación lo tengo merecido.

Comentarios