¿Hulk?

Si puedes nombrarme una simple cosa que sea más fantástica que la sensación de un gran pezón rosaceo entre mis labios, te construiré una nueva catedral.

El hombre de la máscara de hierro



No me veo dándote directrices. Lo siento. Soy igual que todo y me sigo creyendo diferente a veces. Pero me siento vulgar cuando me enfrento a mi verdad y me vengo tan abajo que me subestimo si me repaso. Las listas no se me dan bien. Por eso amontono nombres y datos sobre la mesa de la salita. No tengo tinta en el boli y no tengo tonta con quien utilizar el boli. Todo consiste en ponerse serio y creer lanzar un mensaje. Un nuevo alarido original y novedoso. Lo fuera de lo común suele ser lo común últimamente. La bondad es algo irreal para los nuestros. Se quedó sin protagonismo el que se tatuó y se perforó su cuerpo creyendo ir más allá. Ese es un pasao. Lo autentico es ser un falso, ya que nadie es autentico. Copias y más copias. Pronto nos podremos bajar nuestra personalidad de Internet. Tú nueva vida a solo un click. Con gustos, amigos, costumbres, vestimentas,... incluidos en el pack que revolucionará el concepto de individualidad. El secreto está en la masa, como diría Telepizza. Solo queda ver si es en la masa muscular o en la masa encefálica. ¿Qué mas da? El problema reside en que nos creemos Hulk y somos solo La Masa.

Comentarios