Eriiic

Nunca fue mi estilo estilizarme. Prefiero trabajar los frescos de mi cúpula a reformar la fachada para que os echéis fotos de recuerdo. Las preocupaciones y las dudas ayer me rebosaban de la Thermomix cuando intenté hacer un batido con ellas. Afortunadamente mi madre me ayudó a recoger el estropicio. Salvándome una vez más de mi mismo. Poniéndome delante del espejo y enseñándome porqué ahora soy feliz aunque no lo sepa. Aunque los árboles no me dejen ver el bosque ni la cabaña donde parece ser que me esperan. Nadie dijo que fuera fácil colocar las piezas de mi tetris para dibujar un paisaje medioqué. Ni que por darle mil vueltas a la misma rotonda sabría que salida tomar. Siempre tenemos más opciones de las que creemos. Yo me creo esa frase y pruebo otra cosa. Subo varios peldaños para verme desde arriba como floto denso en la bahía. Saco a mis poetas homosexuales y los siento a merendar en mi balcón. Confío en ellos para salir de esta. También en vosotros, amigos. Ya me llevasteis en volandas hace años y sé que lo volveríais a hacer si fuera necesario. Aunque pocos presentimientos buenos despierten conmigo, los utilizaré para remendarme las esperanzas y mantener la ilusión hasta que el viento cambie. Todo esto comenzó con un bonito pase.

Comentarios