Another adaptation

Me encanta adaptar. Nunca plagiar, que para eso ya está Shakira. Yo hablo de coger algo y hacerlo medio mío. Transformar el significado del texto respetando las estructuras. Y me encanta adaptar al poeta de los cedós. Al trovador de Gomez-Millán. Al liricista de los olvidados por sus padres en las puertas de las guarderías. Me encanta hacerlo. Hacérselo. Que el vea mejoradas sus creaciones. Se lo merece. Sus estructuras poéticas, tambien. Ahí va mi última desfachatez hacia su arte y, de paso, hacia su persona:


CRAFTSMANRED

A veces creo
que sólo he vivido lo que jugado,
lo que dejo como un legado
de puntos PES sobre la memory card de algún principiante
del gol y del último despeje.

Si mi vida son sólo partidos,
dejad que me recueste en mi consola,
como un rey de cuadrados y R2,
embobado y embebido por la antigua
y noble pérdida de tiempo
que es jugar al Pro.

Como un artesano
dejo correr al extremo
hasta que cae un balón entre sus pies.
Le quito las briznas de hierba y la cal
-por la mañana encontré el mando en la cama-
y me quedo mirándolo,
embebido, embobado mientras viaja al área.

Por la noche,
cuando nuestras Konami Cup´s
son dos peces boqueando,
decido dejar de buscar
el pase al hueco señalado
para mojarme en tu mar de pases de la muerte.

Me insulta
que guardes tanto juego de rol
escondido entre tus libros.

Comentarios

Publicar un comentario