Diario de un cumpleañero veinteañero

00:00 horas. Mi cumpleaños comienza conmigo escuchando una entrevista de César Vidal a Loquillo. Poco después me vendría a la cabeza el tango Volver que he puesto abajo.
02:00 horas. Me acuesto en la cama a leer Rinconete y Cortadillo y la sección de Sevilla del ABC.
09:30 horas. Despierto en el día de mi cumpleaños y me permito doble ración de Nesquik antes de coger el C2. Escuchaba Black or White de Michael Jackson.
10:30 horas. Llegada a la facultad donde decenas de periolistos me felicitan. Publicidad y Fotografía tocaba hoy. Escuchando Mi corazón me marca el camino de Spanish Fly.
14:00 horas. Vuelvo a casa insultando al gordo de Monteserrín en el C2 con algunos extranjeros.
14:15 horas. Me paso por el kiosco de mi barrio a felicitar a la kiosquera, la cual cumplía hoy el doble de mi edad. Me compro un regaliz y me voy a la panadería mientras escucho Quemando tus recuerdos de Extremoduro.
14:30 horas. Pasta con queso y filetes empanados. Tarta de chocolate de postre. Todo buenísimo.
15:15 horas. Charla de sobremesa con mi padre hablando del armamento estadounidense.
16:00 horas. Comienza la siesta en el sofá azul del salón. Alarma puesta a las seis de la tarde.
18:00 horas. Suena la alarma. Otra ración de Nesquik y enciendo el ordenador.
18:15 horas. Mi tuenti inundado de cosas verdes. Respondo los mensajes mientras suena Vampire Weekend.
19:15 horas. Apago el ordenador y me visto de portero de balonmano.
19:30 horas. Montado en el coche de un amigo camino del pabellón de Arquitectura mientras escuchamos a Angels Barceló en la radio.
20:00 horas. Partido de balonmano de Periodismo contra Educación.
21:15 horas. Fin del partido. Derrota por nueve goles. Buena primera parte mía.
21:30 horas. Vuelta en el coche con Angels Barceló todavía sonando. Hablaba de la violencia en el fútbol base.
22:00 horas. Ducha tarareando Super Freak de Rick James.
22:30 horas. Cena familiar en Triana. Caracoles, pringá, pinchito de pollo y hamburguesa.
23:30 horas. Helado de Jijona en el salón de mi casa tras subir los cuatros pisos por la escalera.
00:00 horas. Enciendo de nuevo el ordenador y termino de contestar las felicitaciones del tuenti. Suena MGMT. FIN
No ha estado mal.

Comentarios

  1. Si tu cumpleaños estuvo lleno de música, fue un gran cumpleaños. :)

    ResponderEliminar
  2. ¿y quien dices que es el gordo?

    ResponderEliminar
  3. El gordo es el inepto alcalde que tenemos.

    ResponderEliminar
  4. Olvidas la falsa modestia del paradón antológico en el partido. Clavelismo siempre

    ResponderEliminar
  5. Me alegra saber que de todos los insultos hayas escogido el menos dañin. Puedes hacerlo mejor.

    ResponderEliminar
  6. También podrías hacerlo mejot tú dando tu nombre...


    PD: Gracias por visitar mi blog, seas quien seas.

    ResponderEliminar
  7. Llegara el día en el que alguien te parta la cara , y así te pensaras dos veces la de estupideces que te salen por la boca..

    ResponderEliminar
  8. GRANDE! Insultando desde el anonimato.

    Tranquilo tú tambien que llegará el día en que descubran tu IP y te la partan a ti también.



    PD: Gracias de nuevo. Mi contador y mi ego como escritor aumentan.

    ResponderEliminar
  9. GRANDE! Insultando desde el anonimato.

    Tranquilo (*)tú tambien que llegará el día en que descubran tu IP y te la partan a ti también.

    (*)Para hablar tanto de anonimato parece ser que ya conoces hasta mi sexo...o al menos eso crees... Donde esta la mosca aquí o aquí?...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario