4 dias de lluvia rociera

Me gustaría contar mi estancia en El Rocío estos días pasados, pero hay mucho que relatar y no quiero escribir un tocho brutal de largo como Catanoga. Así que daré algunas pinceladas de lo ocurrido y el que quiera saber más, que se pase por mi perfil del Tuenti que allí habrá fotos a puñados.
No ha parado de llover. Así. La fórmula perfecta de intentar dañarte lo más posible: Tierra + Agua = Barro + Todoterrenos = Rocío del 26 al 30 de Diciembre de 2009 + Alcohol = Desfase + Yo + Con los que me he juntado = Quema de objetos rocieros + Freidora llorando lagrimitas de pollo = Duchas ensuciadoras + Escasez de papel higiénico = Insalubridad = Suciedad + Suelo blanco = Callejeros = Supervivientes.
Exacto, he sobrevivido al Rocío. A todos esos elementos que he citado y que han hecho de estos cuatro días una estancia maravillosamente asquerosa. Magnífico modo de vida entre ríos de Gold de varios sabores. Como un marqués entre mierda. Durmiendo con un chubasquero y una sonrisa. Comiendo pan de molde del Carrefour con avidez. La ostia de guapo. También visité a la Blanca Paloma. Nos cobraron un leuro por dejar el coche 5 minutos en la puerta de la ermita. Todo sea por verla desde el otro lado de una reja y con gafas de sol por el dorado que lleva. Si, lo siento pero no tengo devoción por la Virgen del Rocío. Bueno, ya iré contando más cosillas y se irán destapando documentos gráficos y audiovisuales en los próximos días.

Comentarios

  1. Ha sido la mejor época del año para irse al Rocío. O a la playa, como he hecho yo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario