Fiestas sorpresas

Todos sabemos en que consisten y casi todas suelen tener los mismos elementos. Ojos tapados, caras de asombro, tartas caseras y canciones cumpleañeras como el felipe en tu día. Pues este fin de semana he tenido dos eventos sorpresas.
A dos mujeres. En dos casas. Con dos tartas de chocolates caseras. Con gente llegando después que la sorprendida. Y con magníficas caras de asombro por parte de las bellas sorprendidas, las cuales con su sonrisa y su felicidad en el momento cumbre de la sorpresa, nos hacen mejor regalo que el que le podamos hacer a ellas. Ya fuera en forma de poster o de bolso de Tous. Además sendos eventos acabaron entre la noche sevillana con líquidos alcohólicos y comida rápida para llevar y traer de un lado para otro.
Pero hay tener cuidado con las sorpresas porque uno no sabe lo que el sorprendido hace cuando está a solas en su casa o en el trabajo. Para muestra de ello, dejo dos vídeos que ilustran el post y harán las delicias de propios y extraños...

Comentarios