Mi lado oscuro

Hace más de cuatro meses no recuerdo porque razón escupí al bloc de notas de mi ordenador mi lado más pesimista. Para la realización de dicho texto dejé fluir libremente mis dedos y que saliera lo que fuera. Lo terminé y cerré el ordenador sin leerlo. Al cabo de unos días lo leí y no cambié ni una caracter. De vez en cuando lo leo para ver si algo ha quedado obsoleto, pero desafortunadamente sigue teniendo la misma actualidad. Se que no es fiel totalmente a mi realidad, puesto que actualmente me encuentro feliz por los cuatros goles al Zaragoza, pero ahí se lo dejo. Porque nunca está de más saber a veces lo mal que va el mundo y lo parado que seguimos...

Harto. Harto de levantarse cada día con la sensación de estar un poco mas muerto. Harto de mirarse al espejo y no ver a nadie. Harto de esperar el autobús solo y con la misma canción de fondo. Harto de oír como una mujer grita por la violencia de alguien que dice denominarse hombre. Harto de ver muertes por causas políticas. Harto de sentirse raro por tener cultura. Harto de tener miedo. Harto de llenarse el cuerpo de alcohol para olvidar algo que nunca ha ocurrido. Harto de decir siempre lo mismo. Harto de cometer los mismos errores. Harto de solo ver suciedad en esta sociedad. Harto de mirarte a los ojos y paralizarse. Harto de ser rechazado por su físico. Harto de ser despreciado por su forma de ser. Harto de tener que repetir que el amor es lo único valido en esto que llaman vida. Harto de amar a quien no te puede amar. Harto de verla con otro. Harto de ver como se ríen de ellos los poderosos. Harto de sentir como son un cero a la izquierda. Harto de sentirse impotente cuando le atracan a su sentimiento a punta de pistola. Harto de escuchar como se dejan la garganta en balde. Harto de ser demasiado culto. Harto de ser superior y no encariñarse con personajes incompletos. Harto de ser tan alto y taparte. Harto de ver como la gente ha perdido la fe. Harto de evitar afrontar la realidad. Harto de risas falsas a frases típicas. Harto de los se creen políticamente incorrectos. Harto de injusticias con nuestro mayores. Harto de que me despierte en el mejor momento del sueño. Harto de quejas de los que han perdido. Harto de oportunistas escondidos en sus madrigueras. Harto de ratas de alcantarilla que salen de vez en cuando a quitarle el queso al obrero. Harto del dinero que mancha este mundo. Harto de seguir escribiendo esto. Harto de creerme tan brutal cuando solo soy un inútil. Tan harto que solo pondré FIN y seguiré harto de finales felices.

Comentarios

  1. La melancolía y el tedio: qué buena inspiración.
    Me ha encantado tu entrada -ya que en esta entrada decides abrirte a los demás, te tutearé-.
    Es una putada que amemos dos cosas antagónicas: arte y felicidad. Las dos parecen no ser compatibles en el mismo momento. La única solución: bien la dices (y habrá que repetirlo las veces que haga falta): el amor.
    Aunque en lugar de "Yo te amo también" sólo musitemos "Yo te amo". Ya llegará el también :D

    ResponderEliminar

Publicar un comentario