This is Seville today...

Vivimos en el tiempo de las incoherencias desde hace mucho tiempo. Esto no es nuevo. Hoy, mientras bajaba de mi lujoso chalet con piscina en el Aljarafe sevillano, escuchaba por la radio que dos policías han sido brutalmente apalizados por una pandilla de torreblanqueños por intentar retirarles un puestecillo del mercadillo que no tenia licencia. Por lo visto el vendedor no estaba de acuerdo y se puso a la altura del Policía, es decir, chulescamente. Pelea. No cabía otra opción cuando discuten desalmados, ya sean con uniformes o sin ellos. Bueno, pues todo esto ha pasado porque no funcionaban los walkitalkis de la autoridad local. Por lo visto no había repetidores de frecuencia de señal en aquella marginal zona y los compañeros de los agredidos han tardado demasiado en acudir a la ayuda de los pobres policías.
Mi post no viene a denunciar la falta de seguridad que tiene la Policía. Tampoco la venta ilegal de productos. Yo quiero comentar que es cuanto menos curioso que en un barrio como Torreblanca sea el único de esta santa ciudad que no tenga repetidores para avisar a la Policía. ¿En todos menos en Torreblanca?. Pues vaya tela, amigo. Increíble.

Comentarios