Se acabó

A falta de un mero trámite el día 3 de julio, se puede decir que he acabado mi primer curso en la Universidad. Curso en el que estoy de milagro, puesto que entré el último apurando la nota hasta el final. Lo normal en mi vida. En general estoy bastante contento. Nuevos amigos, poco esfuerzo, resultados decentes y un sinfín de conocimiento que añadir a mi disco duro cerebral.

En cuanto a las amistades, la variedad ha sido la tónica habitual, ya que he conocido desde baterías de grupos de rock hasta capataces semanasanteros. Fauna flora de la juventud sevillana. O no. Porque lo que mas me ha sorprendido ha sido la cantidad de gente de fuera que ha venido a estudiar a la gran ciudad. Desde Ayamonte a Carboneras pasando incluso por pueblos extremeños. Fascinante.

Con respecto al esfuerzo realizado, puedo corroborar que los universitarios viven excelentemente: salidas entresemana, tardes bajo el sol en la orilla del Guadalquivir y una innumerable lista de tardes culturizándome a mi modo: porno, poesía, heavy metal, videoconsola, etc... En definitiva, encaro el verano con optimismo, ya que al final del mismo me espera otro interesante año de Universidad. Que paséis un buen verano chicos.

Comentarios

  1. Muy buen resumen del año sí señor! Se echará de menos! El año que viene creo que cogeré aún con más ganas la vida de universtario. Esto es como el sexo, una vez que lo pruebas siempre quieres más. Yo me pasaría la vida siendo universitario!

    ResponderEliminar
  2. Los exámenes son para el universitario como los celos en el amor. Nada es perfecto, aunque espero que vuestro verano sí lo sea. Que tengais siempre una buena "estación de ánimo" -Grako dixit-.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario