Escribir corriendo

Corriendo se me ocurren las mejores ideas para escribir. ¡Qué pena que salga a correr tan poco y tan poco tiempo! No tengo futuro como escritor. Y como atleta, aún menos. Resulta que hoy corrí. Poco. Unos kilómetros. Lo suficiente para refrescar la imaginación. O para chocar los cinco con otros corredores que se cruzan conmigo. Sí, extiendo la mano cuando veo que otro runner, ya sea como yo o sepa correr, viene de camino. Todo muy peliculero. Creo una complicidad, una sonrisa, un apoyo. "El ser humano es maravilloso" deben pensar los afortunados. Hoy sólo uno porque era una hora muy mala para correr. Y para chocar. Pero era la que había entre el Ángelus y los Simpsons.

Comentarios