Un gol

Temblaba la grada anticipando lo que llegaba. Una policía, coleta rubia y mirada chulesca, nos miraba con estupor y preocupación ante la aparente fragilidad de los asientos supletorios. El centro desde la derecha y un revuelto de aficionados por los asientos. Abrazos, caídas, ruido. Un gol.

Comentarios