Pequeño salto mortal


En el precipicio de las teclas uno se siente bien. Camuflando sentimientos y mostrando el plumero. Queriendo buscar con arena en el cerebro. Celebrando las curvas un día más y no esperando el no. Sabiendo que lo pienso saldrá tarde o temprano por la parte de arriba. Compartiendo estas palabras con mi yo futuro. Dando un pequeño (e imprevisible) salto mortal. Y puede que hacia atrás...

Comentarios