El madrugador

Ese soy yo. No por mis madrugones, que llevo demasiados en estos 20 años. Hablo de mi pasión por las madrugadas. Por saber que se esconde tras los gritos de los borrachos a su vuelta o por el deporte al otro lado del charco, como ahora me ocupa. Vuelvo a las madrugadas ahora que rota de pasear descansas de mi y de mi pobre lírica adornada de palabrería dicha. Vuelvo al come,tecla,ama. No sé cuanto durará. Me acuerdo hoy de Less y de Torino.

Comentarios