Otra vez MAYO

En mayúsculas como los carteles que anuncian los precios de las jarras de rebujitos. Otra mayo y otra vez mi cumple, que queda extrañamente eclipsado por el fin del juego del escondite entre EE.UU. y Osama (que por lo visto no se movía de la cama). La gente habla entre sevillana y sevillana de como afectará a la sociedad mundial y de si Cris será capaz de salvar al Mouteam. Es la Feria de las ferias. La feria de las vanidades, como escribiera Thackeray. Y yo con 21. Algunos más cuando me pongo a hablar de temas "serios" y muchos menos si me siento a comerme mi tarta con forma de donut gigante de chocolate. Me voy al Real antes de irme a la Italia a nosolopizza. A seguir manchando el traje y mi imagen de hombrecito decente. Las cosas sigue igual sin Osama y con Obama. Sweet trip Don Osama.

Comentarios