El juego de tu vida

Querido lector, te propongo un juego. Te propongo que dejes volar tu imaginación y hagas conmigo este pequeño juego para ver que conclusiones sacamos al final. Empezemos a imaginar:
Imáginate que tienes 25 años. Vives apaciblemente en un bello lugar. Que tienes novia y que ella tiene una hija. Que una tarde ella no puede cuidar de su hijo y que te lo encomienda a ti para que paseis la tarde juntos. Imagínate que la niña, de 3 años, no para de vomitar durante esa tarde y que tú decides llevarla al hospital. La niña tras sufrir cuatro paradas cardiorrespiratorias en tres días, muere. El centro de salud emite un sobrecogedor parte médico. En dicho parte aparecen hematomas, magulladuras, quemaduras y desgarros vaginales. Hasta aquí todo normal aunque trágico. Ahora viene lo mejor del juego.
El informe arroja evidencias de malos tratos, asi que eres sospechoso de malos tratos y de la muerte de la niña. Detenido. Te hallas detenido en las dependencias policiales a la espera de que esta confusión se arregle y puedas volver a tu vida normal intentando olvidar el trágico episodio de la muerte de la hija de tu novia.
Pues atento, querido lector. Un periódico de tirada nacional te saca en portada saliendo del juzgado y sobre tu foto, la cual no se difumina aunque el proceso judicial esté abierto, aparece el siguiente titular: La mirada del asesino de una niña de tres años. En páginas interiores catalogan el suceso con el siguiente titular: Novio, canguro y asesino. Te acabas de convertir en un maltratador infantil para todo el país. Eres el tema de actualidad en artículos de opinión, debates radiofónicos y, por supuesto, en los millones de tertulias de bares y cafeterías de este país. Ya te puede imaginar los calificativos que te dedica todo el mundo, aunque tu esto no lo sabes porque sigues en prisión preventiva hasta que el juez dictamine si eres maltratador infantil.
Y el juez dictamina que eres inocente tras conocerse el resultado de la autopsia. Por lo visto, el informe médico era erróneo. Un detalle sin importancia que unido al poder de la prensa te ha arruinado la vida. Te deja como maltratador infantil para el resto de tu vida. Un cúmulo de errores médicos y el juicio paralelo de los medios de comunicación te han dejado de nuevo en la calle. Pero esta vez sin vida. Y con todo el país señalándote a pesar de las muchas rectificaciones que se puedan hacer a posteriori. Ahora solo te queda recuperar en forma de indemnización lo que te han robado en vida. Cosas que pasan. Cosas que nos pasan...
Pues bien. Esto que para ti o para mi es solo un juego, es la última semana de Diego P.V. Un hombre destrozado por unos medios de comunicación que han hecho un juicio paralelo. Que lo han llamado asesino. Y que ahora me mira cabizbajo en la foto con titular de la que antes hablaba, y que aparece en la portada del ABC del 28 de Noviembre de 2009. Este día no se le olvidará. Desafortunadamente, a todos los demás se le olvidará y todo esto se repetirá antes o despues.

Comentarios

  1. De lo mejor que has escrito. Qué rápido ven los periódicos la oportunidad de vender.

    ResponderEliminar
  2. Se agradece el comentario aunque provenga de un analfabetagamma como usted.... ;)

    ResponderEliminar
  3. Pero joder, tampoco es que se haya acabado la vida de ese hombre. Todo el mundo ahora sabe qe es inocente no? yo es que no me enteré de nada

    ResponderEliminar

Publicar un comentario