Está cerrada la droguería

Estos días estoy reflexionando sobre muchas cosas. Sobre la vida. Un replanteamiento general antes de comenzar el nuevo curso. Volver a ordenar las cosas esas que llaman ética, moral, valores, etcétera. Hize un descanso en mis reflexiones y me dio por encender el ordenador y ver algo. Lo que sea. Me topé con mi ídolo. Un ídolo cercano. Volví a ver una entrevista donde el me daba las claves para seguir soportando el calor, entre otras cosas. Me he tomado la molestia de transcribirla. Si me/te gusta, seguiré.

- Jesús Quintero: Pero, ¿Tu en que crees?
- Silvio: Hombre, yo creo en que hay una ley universal. Yo creo en que todo va bien. En que no hay mal que por bien no venga, aunque se que es muy difícil asimilar eso. Es muy difícil que la persona humana pueda asimilar eso. Quizás los animales estén mas adelantados que los japoneses y que nosotros. Saben que todo va bien y que todo es como es. Lo que pasa es que el egoísmo humano te hace por ejemplo: No me han tocado las quinielas, joe... He perdido el autobús y ya es tarde, joe... Así. En realidad, si no te han tocado las quinielas es porque no estaba escrito. Y si has perdido el autobús es porque lo tenias que perder.
- Jesús Quintero: ¿Te conformas con todo?
- Silvio: Me conformo con todo. Otro día me lo preguntaste y también te dije eso. Si. Me conformo con todo. Esa es la única manera de vivir un poco tranquilo. Te vas a lamentar de algo...

GRANDIOSO



Comentarios

  1. "Me conformo con todo. Esa es la única manera de vivir un poco tranquilo".
    Aplicar esta frase me ha ayudado mucho. Lejos de sus excesos con el alcohol (que al final se lo llevaron), Silvio era un genio.

    ResponderEliminar
  2. échale un vistazo a mi blog, me alegra que haya gente que aprecie y reconozca las verdades de la vida

    http://desdeunrincondelacava.wordpress.com/2010/02/17/silvio-el-rockero-iluminado/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario